En 1974 el señor Rosario Giuffrè, junto con su hijo Carmelo y su hermano Cono, constituyeron Irritec, en Capo d’Orlando, alegre ciudadela entre mares y montes en la provincia de Messina. La empresa contaba inicialmente con dieciocho dependientes y la principal actividad consistía en la producción de arrollables de PVC. Es entonces cuando el joven Carmelo Giuffrè comienza a madurar la idea de que el futuro está en el riego y el ahorro hídrico.

Esa feliz intuición permite hoy a Irritec distribuir los mismos productos en más de 140 países en el mundo, y contar con más de 700 dependientes y establecimientos productivos en Italia, España, Estados Unidos, México y Brasil. Además, la reciente apertura del almacén de Ulm en Alemania se suma a los estratégicos centros logísticos de Bolonia y Argel.

En 40 años Irritec ha crecido constantemente manteniendo bases sólidas e importantes innovaciones en el campo del riego. Cuatro décadas de actividad en las que numerosas empresas italianas han escogido los productos Irritec para sus cultivos, con la seguridad de que calidad y profesionalidad nunca han disminuido.